lunes, 9 de julio de 2018

miércoles, 27 de junio de 2018

GASTRORRUTA FIN DE TEMPORADA (En construcción)

Domingo 8 de Julio de 2018

Por El Rebollar



Muy buenas a tod@s.

No s√© si ser√°n impresiones m√≠as, pero parece que fue ayer cuando comenzamos el nuevo curso... y ya tenemos que ir planteando su despedida y cierre. Eso s√≠, ¡cu√°ntos recuerdos y buenos momentos nos han quedado en nuestra memoria para siempre...!


PARA EL D√ćA 8 DE JULIO OS PROPONEMOS:

Realizar una ruta corta, llana y bastante sombreada, de unos  14 kil√≥metros que discurre por c√≥modos caminos carreteros, por el Espacio Natural de El Rebollar. La ruta finaliza en Agallas, donde hemos reservado en el restaurante Las Moras la comida de despedida. Por la tarde nos acercaremos a la inmediata √Ārea Recreativa de La Dehesa, donde podremos descansar a la sombra de su hermoso robledal o quien quiera, podr√° darse un buen chapuz√≥n en su poco conocida piscina, que dispone de amplia pradera donde tomar el sol o protegerse de √©l a la sombra de los chopos que la rodean.
Los gastos:  autob√ļs y caf√© previo 10 € y la comida 15, con un total de 25 €. 
La comida consistir√° en dos primeros y tres segundos, todos a compartir. Los primeros, consisten en paella y ensaladilla, los segundos en cordero, tost√≥n y pollo a la brasa. Postre casero, bebidas, caf√© y chupito.

LA ACTIVIDAD

En estas fechas del calendario y en nuestro entorno, es muy complicado planificar una actividad al aire libre: las zonas altas, con temperaturas m√°s frescas, est√°n privadas de vegetaci√≥n; en la excursi√≥n a Los Tres Burros en la Alta Sanabria, la falta de arbolado fue la t√≥nica de la jornada. Por otro lado, la sombra de los bosques suelen estar localizados en las zonas m√°s bajas, como los valles de la Sierra de Francia, donde precisamente, las temperaturas son m√°s altas.
El equilibrio entre estos dos extremos, lo tenemos en El Rebollar, localizado al suroeste de nuestra provincia, al sur de Ciudad Rodrigo. Con una altitud considerable, una pluviosidad envidiable y unos formidables bosques mimados por las gentes de la zona, adem√°s de que en medio de la espesura, se han acondicionado una serie de espacios para el ocio de las gentes de estos municipios, con la instalaci√≥n de chiringuitos, barbacoas, mesas de piedra y piscinas m√°s o menos naturales, todo ello nos anima a que nos decantemos por El Rebollar para la realizaci√≥n de estas salidas estivales. 
Para la comida, habíamos pensado en el chiringuito de la Dehesa, más propio para esta estación, pero quien lo regenta nos comentó que la comida se la servía el restaurante Las Moras, por lo que hemos pensado que es más seguro comer a cubierto de las inclemencias, que nunca se sabe y la comida no sufrirá tanto traslado.

EL REBOLLAR

El Espacio Natural Protegido de El Rebollar, comprende 50.000 hect√°reas al sur de Ciudad Rodrigo, delimitadas por la frontera con Portugal, el l√≠mite con Extremadura que forma la Sierra de Gata y la Sierra de Francia. La riqueza natural de la comarca ha hecho que en el a√Īo 1991 la Junta de Castilla y Le√≥n delimitase esta zona protegida, a la espera de poderse declararla como parque natural u otra figura.
El top√≥nimo se relaciona con el √°rbol m√°s significativo de la zona, el roble rebollo. As√≠, al abrigo de la Sierra Gata, se extienden densos bosques de este emblem√°tico quercus, que se alternan con manchas de pino negro del que se aprovecha la madera y la resina, siendo el sector maderero, uno de los motores econ√≥micos de la zona. 
Especial atenci√≥n merecen los estupendos bosques de ribera, que acompa√Īan el curso de r√≠os tan importantes, como El √Āgueda o El Agadones. 

CR√ďNICA

Est√° claro que esta actividad del senderismo sirve para un roto y para un descosido. Me explico: La mayor√≠a de los deportes, se practican y ya; pero con el senderismo, se camina (que es lo fundamental), pero se puede hacer a plena luz del d√≠a o con la compa√Ī√≠a lunar; a la vez se practica psicotertulia, se disfruta de nuestro entorno natural o arquitect√≥nico.... En esta ocasi√≥n y para terminar el curso, hemos hecho un poco de todo y muy comprimido: desayuno casero (qu√© buenos los bizcochos de Loles, en el bar-restaurante Par√≠s...), agradable paseo por amplias pistas, que fomentan la buenas charla, a la sombra de robles y pinos. Pero la ruta fue cortita, que estamos en temporada alta de temperaturas y as√≠ dio tiempo a un refrigerio y al primer chapuz√≥n en la piscina del √°rea recreativa de La Dehesa de Agallas. Tambi√©n tuvimos buena y muy surtida comida, de carnes ¡a la brasa!. De sobremesa, a elegir, o chapuz√≥n, o siesta o ¡fiesta! S√≠, de manera improvisada, Paco sac√≥ de su chistera m√°gica (smartphone) la m√ļsica, M¬™ Luz del restaurante las Moras, el equipo de m√ļsica y la decoraci√≥n con banderitas y globos y nos pasamos un rato de lo m√°s divertido y desenfadado.... luego ya el camino de vuelta, pasando por Los Riscos de Martiago que buen trabajo le ha costado al hoy domesticado √Āgueda; bonitas vistas de Ciudad Rodrigo y sin darnos cuenta, ya est√°bamos de regreso en casa...

Bueno, el curso se termina y hay que pensar ¡¡¡QUE YA FALTA MENOS PARA EL PR√ďXIMO!!!

¡¡¡QUE PAS√ČIS UNOS MUY FELICES D√ćAS, OS DESEA EL EQUIPO DEBOTAS!!!

Como no puede ser de otro modo, Alberto nos envía su visión de la jornada.

Paco tampoco falla .

Pedro nos manda su reportaje.


miércoles, 13 de junio de 2018

PASEO EN LA NOCHE DE SAN JUAN



Noche del 23 al 24 de junio de 2018

Sierra de B√©jar, Pe√Īa de La Cruz y Pe√Īa Negra 


Muy buenas a tod@s.

Otra vez nos ponemos en contacto con vosotr@s, para comunicaros que tenemos que preparar la ¡¡¡TRADICIONAL RUTA NOCTURNA!!!
Ya sabemos que el pr√≥ximo domingo vamos a Sanabria, pero como la Noche de San Juan es el siguiente, hay que cumplir los plazos reglamentarios.

Nuestra experiencia nos dice, que caminar por la noche puede resultar excesivamente aburrido, ya que la penumbra nos permite contemplar el cielo plagado de estrellas, pero nos priva del entretenimiento del paisaje que nos rodea. Por eso siempre procuramos subir a lugares altos, desde los que poder contemplar el espect√°culo celeste y tambi√©n el terrestre. Si la noche es propicia, la luna estar√° esa noche pr√°cticamente llena y la luz de los pueblos que desde arriba veamos, nos orientar√°n en la oscuridad y nos divertiremos intentando ponerles nombre.

El a√Īo pasado el autob√ļs nos subi√≥ hasta La pe√Īa de Francia, as√≠ que este a√Īo ten√≠amos que buscar otro lugar elevado, ya que no nos gusta repetir; por ello hemos elegido La Sierra de B√©jar (no confundir con la de Candelario), concretamente ascender hasta Pe√Īa Negra, desde Llano Alto, donde nos dejar√° el autob√ļs.

Por lo tanto, os proponemos: 


Salir de Salamanca el S√ĀBADO 23 a las 19:30 horas de la Plaza de Gabriel y Gal√°n. 

El autob√ļs nos dejar√° en Llano Alto, B√©jar. Desde all√≠, caminaremos  hasta La Pe√Īa de La Cruz. Por el camino, disfrutaremos de las vistas de Candelario y su Sierra con los dorados colores del sol de la ca√≠da de la tarde. En el Albergue de la Pe√Īa de La Cruz nos tendr√°n preparado un tentempi√©.

Despu√©s de reponer fuerzas, ascenderemos ya a la luz de la luna casi llena, hasta Pe√Īa Negra. Desde all√≠ ya veremos las luces de los pueblos de Entresierras y otros tantos de Extremadura, as√≠ como un pu√Īado de la Sierra de Francia. La silueta de La Pe√Īa destacar√° delante de la luz del sol ya oculto.

Desde Pe√Īa Negra, tendremos 6 kil√≥metros de bajada hasta Cantagallo, donde la luna nos iluminar√° el camino. Al llegar al pueblo, prepararemos la tradicional queimada de La Noche de san Juan, conjuro incluido.

Respecto de la ruta, ser√°n 12 kil√≥metros en total. Caminaremos todo el recorrido por amplias pistas. Tendremos que superar un desnivel de 450 metros de larga y c√≥moda subida y 650 de c√≥moda y prolongada bajada.

¿Qui√©n se apunta?

Si te apetece venir, debes contesta el martes 19 a partir de la 16:00. El lunes os enviaremos un recordatorio.

Saludos, equipo de DeBotas


Comenzamos la jornada con la caída de la tarde.
Tampoco tomamos el tradicional café.
Candelario, formidable conjunto histórico enclavado en un marco impresionante.


Esta senda que sube, se la conoce como "Camino de los Registros"
Debajo Béjar con el telón de fondo de los Picos de Valdesangil.
La Pe√Īa de la Cruz, con su mirador y su pe√Īa en equilibrio imposible.
Foto de grupo desde un √°ngulo poco conocido de la Pe√Īa de La Cruz
¿Puesta de sol, sin sol?
A nuestros pies, Béjar y los Picos de Valdesangil
Para gozo de tod@s, finalmente el sol nos regaló su espectáculo.
Siluetas
Color
A su vez, la luna creciente, nos espera...
En el Albergue de Pe√Īa La Cruz, se respira un ambiente monta√Īero.
Nuestro humilde homenaje a Irene, quien regenta el Refugio.
Muchas gracias por tu buen hacer.
...Y al resto del equipo.
¡Qu√© buen lugar para reponer fuerzas y continuar la marcha!
Aquí unas buenas viandas.
Nuestro intrépido Paco, abandonó el bullicio,
para ense√Īarnos lo que nos est√°bamos perdiendo... el ocaso
Y realizar estas estéticas fotografías.
Sin palabras
Esta noche caminaríamos con su luz
Pe√Īa Negra, con sus berrocales y su caseta en lo m√°s alto.
Monol√≠tico v√©rtice geod√©sico de Pe√Īa Negra. A la izquierda, C√°ceres.
Pe√Īa Negra.
Impresionante mar de luces a nuestros pies.
A la izquierda, Candelario y a la derecha, el embalse de Navanu√Īo.
Detalle del embalse de Navanu√Īo, del que se sacia B√©jar.
En la base de Pe√Īa Negra, nueva reuni√≥n...
Había que quemar lo malo, para dejar sitio para los buenos deseos.
Mini Hoguera de San Juan.
Cuando llegamos, daban las tres en el reloj de Cantagallo.
¡Y hac√≠a calor!
En la m√°gica noche no puede faltar la queimada.
"Lume dos cadavres ardentes, corpos mutilados dos indecentes, peios dos infernales cus,
muxido da mar embravescida..."
"E cando esta brebaxe baixe polas noas gorxas,
quedaremos libres dos males
da nosa alma..."

Y Fernando Maés, puso el broche de oro a una noche muy muy especial.
Gracias Fernando.





CR√ďNICA

Plan para una calurosa noche de verano:

Salimos de Salamanca, justo a la hora en la que m√°s aprieta el tremendo calor, pero en un autob√ļs climatizado y fresquito.
Acostumbrados a madrugones y a ir dormitando en el bus, esta vez estamos de lo m√°s despiert@s y con muy buen ambiente.
El autob√ļs nos deja bien alto, en Llano, pero Alto, para que no nos cansemos con tanta cuesta y empezar con las mejores vistas de Candelario y su extraordinaria Sierra.
Caminamos una horita, a buen ritmo, agrupad@s, por pista bien trazada.
Llegamos a La Pe√Īa de la Cruz justo a la hora del crep√ļsculo.
Pese a las primeras impresiones negativas, el sol nos ofrece un espect√°culo inigualable en el momento previo a esconderse tras la Sierra de Francia.
¡Qu√© vistas desde el balc√≥n de la Pe√Īa! B√©jar a nuestros pies, los Picos de Valdesangil, l√≠neas de montes que se van difuminando hacia el oeste para esconder al sol... ¡y la mole de la Sierra con los √ļltimos neveros que se resisten a fundirse, a nuestras espaldas!
Desde el d√≠a que conocimos el Albergue de La Pe√Īa de la Cruz, ya ten√≠amos en mente hacer una merendola en grupo en aquel lugar tan monta√Īero. Pero lo que en principio era un ligero tentempi√©, unos pinchitos, Irene, quien ahora lo regenta, lo convirti√≥ en una cena con todas las consecuencias. ¡Qu√© bien nos trataron!
Ya a la luz de las linternas, que poco a poco se fueron apagando para disfrutar de la azulada luz de la luna, tomamos camino al punto m√°s elevado de la Sierra de B√©jar (no confundir con la de Candelario), Pe√Īa Negra.
Desde lo alto, los pueblecitos escondidos, eran delatados por sus luces; el pantano de Navanu√Īo, cual puerto marinero...
Con cautela, descendimos, para preparar una minihoguera de San Juan, donde cada cual quemó todo lo malo, para dar la bienvenida a los buenos deseos. Era la noche para ello.
La bajada, un poco empinada, pero pasamos junto a un apretado reba√Īo de simp√°ticas cabras, a las que les brillaban los ojos con la luz de nuestras linternas, que tuvimos que volver a encender por ir a la sombra, ¡qu√© imagen tan fant√°stica, la hilera de lucecillas brillantes y coloridas...!

Y tres elementos a destacar en esta noche tan especial:
La estupenda climatología que disfrutamos.
El momento de preparar la queimada, con sus bramidos, sus inquietantes llamaradas, con el susurro de Fernando Maés, para no romper el embrujo.
Y el broche final, la sorpresa que Fernando nos tenía reservada, un concierto íntimo, particular, para terminar una noche de la que no querremos despertar nunca.


FOTOGRAF√ćAS

Esta vez quemaban las fotografías como la caimada y nuestros fotógrafos nos las han enviado raudos y veloces:

Aqu√≠ est√°n la maravillosa noche capturada por Alberto.

Nunca falta Paco a su cita.

Carlos de Dios se anima con las suyas y tambi√©n comparte unos v√≠deos.

Nos ha enviado José Antonio un vídeo



Tenemos más vídeos de la actuación de Fernando Maés


                                          


Una noche que no querremos olvidar





jueves, 31 de mayo de 2018

SANABRIA, DONDE TERMINA EL MUNDO (En construcción)


Domingo 17 de Junio de 2018

Parque Natural de Sanabria y Alrededores.

Muy buenas a tod@s.

Ya sab√©is que en esta ocasi√≥n no saldremos dentro de quince d√≠as, lo haremos dentro de algo menos de tres semanas. Adem√°s, como el martes 12 es festivo, cambiamos la fecha para que os pod√°is apuntar. OS PODR√ČIS APUNTAR A PARTIR DEL JUEVES 7 DE JUNIO A LAS 16:00. Ya sab√©is que para hacerlo s√≥lo ten√©is que enviarnos un correo con vuestro deseo a partir de esa hora. Y como siempre, el d√≠a anterior, el mi√©rcoles 6, os enviaremos un recordatorio.

OS PROPONEMOS:

Realizaremos una ruta de 16 kil√≥metros y poco m√°s de 300 metros de suaves desniveles, tanto de subida como de bajada, por el Parque Natural del Lago de Sanabria y Alrededores.


SANABRIA

Sanabria se puede dividir en dos espacios naturales muy bien diferenciados:

Por un lado las zonas bajas, a unos 1000 metros sobre el nivel del mar, con llanuras y valles, donde se conservan magn√≠ficos bosques de robles y casta√Īos, con agua en abundancia y es all√≠ donde desde antiguo, los humanos hemos adaptado el territorio para emplazar las poblaciones y extraerle el sustento y los materiales necesarios para subsistir.

Por otro lado est√° la altiplanicie, desde la que se deslizaron los hielos que formaron el gran Lago de Sanabria. Esto ocurri√≥ hasta hace tan s√≥lo unos 12.000 a√Īos. Esta zona, muy elevada, a unos 1700 metros sobre el nivel del mar, pero sin grandes accidentes orogr√°ficos, en la que √ļnicamente despuntan un pu√Īado de picos, entre ellos Pe√Īa Trevinca, con 2127 metros, siendo la mayor altitud de Sanabria, Zamora y toda Galicia. Esta planicie tambi√©n conserva las heridas de los hielos, pero como no ten√≠an desniveles por los que deslizarse, poca fue la erosi√≥n que infringieron, pero dejaron el testigo de varias decenas de lagunas y un sinf√≠n de turberas y peque√Īas praderas, que aprovecha el ganado en √©poca estival. Por ello, adem√°s de alg√ļn reba√Īo vacuno, descubriremos refugios de pastores, hoy compartidos con monta√Īer@s que hacen noche. 



La ruta que os proponemos, transita por esta relativa llanura poblada por piornos, en esta √©poca deber√≠an estar cubiertos por el manto amarillo de su floraci√≥n. Sin mucho esfuerzo, pasaremos junto a las lagunas de Los Peces, La Yegua, Fueyo Grande; a lo lejos, veremos la magn√≠fica panor√°mica del valle glaciar del Alto Tera, coronado por Pe√Īa Trevinca, y adornado con las aguas del embalse de Vega de Tera y la Laguna de Lacillo.

Nuestro destino, que da nombre a la ruta, es un promontorio rocoso, que con no poco esfuerzo de imaginaci√≥n, dicen que se asemeja a tres burros. Estaremos en la divisoria entre Le√≥n y Zamora, entre Sanabria y La Cabrera. Un espect√°culo que nos costar√° olvidar.


Sí os decimos, que si las condiciones meteorológicas no fuesen las idóneas, cambiaríamos la ruta por otra que se adapte a ellas.

Saludos, equipo de DeBotas

UN POCO DE HISTORIA GEOL√ďGICA



En Sanabria hace unos 100.000 a√Īos durante la glaciaci√≥n W√ľrm, la √ļltima de las glaciaciones del Cuaternario, y por un periodo de unos 90.000 a√Īos, se instal√≥ sobre las monta√Īas sanabresas una gran masa de hielo, un glaciar de meseta. Este glaciar, que cubr√≠a todo el altiplano con un espeso manto de hielo, se derramaba por todos los valles que descienden desde el macizo formando largas y potentes lenguas glaciares. Por el valle del Tera se encajaba la principal lengua glaciar. Esta lengua descend√≠a del antiguo circo de Pe√Īa Trevinca y Pe√Īa Survia, incrementando su espesor conforme se le iban agregando peque√Īos glaciares laterales. En los alrededores de lo que hoy es Ribadelago, la lengua deb√≠a tener casi 15km de largo y cerca de 300m de espesor. En este punto se le un√≠an los glaciares que discurr√≠an por los valles del Segundera y del C√°rdena, incrementando a√ļn m√°s sus dimensiones que pudieron alcanzar hasta 20km. Adem√°s de su acci√≥n erosiva, los glaciares realizan una notable labor de transporte de los materiales que recogen a lo largo de su cuenca receptora y que son englobados en la masa de hielo o transportados sobre su superficie. Aguas abajo del actual lago de Sanabria la lengua glacial se iba desplomando y deshaciendo poco a poco, depositando en sucesivos arcos morr√©nicos conc√©ntricos (morrenas frontales) y durante miles de a√Īos, ingentes cantidades de sedimentos de diversas litolog√≠as y tama√Īos, desde arena y limo hasta grandes bloques. Hace unos 12.000 a√Īos y con relativa rapidez, la glaciaci√≥n termin√≥ y la lengua glacial se retir√≥ dejando al descubierto amplios y profundos ca√Īones, valles colgados, rocas aborregadas, estr√≠as, morrenas y el elemento m√°s caracter√≠stico de Zamora: el Lago de Sanabria. Se trata del mejor ejemplo espa√Īol de lago de morrena frontal y est√° ocupando el fondo de un t√≠pico valle en artesa con abruptas laderas y fondo plano. Est√° limitado por el lado Este por un “anfiteatro” de morrenas frontales, un total de 14 dispuestas conc√©ntricamente a medida que retroced√≠a la lengua glacial valle arriba con el deshielo. Las morrenas frontales son dep√≥sitos de sedimentos de espesor variable, de composici√≥n y tama√Īos muy heterog√©neos, que se producen cuando Dos aspectos de las morrenas glaciares: a. morrena lateral consolidada (Vigo de Sanabria) b. bloques de una morrena frontal (Galende) b a Modelado glaciar en el valle de la Requejada Geomorfolog√≠a 53 Turbera (Laguna de los Cancelos) Rocas aborregadas Musgo Sphagnum Circo glacial y cubeta la lengua de hielo se paraliza, dejando de avanzar durante un cierto tiempo en una determinada posici√≥n. Indican de este modo las distintas posiciones que alcanz√≥ el glaciar y que tuvieron cierta duraci√≥n. Tras los sucesivos avances y retrocesos de los cuales dan fe los arcos morr√©nicos, las aguas procedentes de la fusi√≥n de los hielos, al quedar represadas por estas morrenas, formaron un gran lago. El lago actual es parte del original que era considerablemente m√°s extenso. Se encuentra retenido por el Este en su cubeta por la √ļltima morrena frontal y por su parte occidental est√° parcialmente rellenado por los sedimentos fluvioglaciares que el Tera ha ido depositando en su entrada. Es tambi√©n muy interesante el estudio de las morrenas laterales que nos indican el espesor o potencia que alcanz√≥ el hielo en las distintas fases de la actividad glaciar. Est√°n muy bien representadas en las vertientes y hombreras de la artesa glaciar y bajan hasta unirse con los dep√≥sitos frontales, alcanzando en su desarrollo m√°s de 5km. Son f√°cilmente observables alrededor de San Mart√≠n de Casta√Īeda. Pero la glaciaci√≥n no s√≥lo modific√≥ los valles, en la alta penillanura de la Sierra el manto de hielo al desplazarse excavo tambi√©n innumerables cubetas o depresiones, de dimensiones mucho menores que las del Lago, que con frecuencia est√°n ocupadas actualmente por lagunas. Algunas de estas cubetas se han ido rellenando de sedimentos y de un musgo llamado Sphagnum, convirti√©ndose con el paso del tiempo en turberas, masas de musgo de hasta varios metros de espesor que controlan el ciclo h√≠drico del altiplano, ya que retienen el agua durante los meses fr√≠os cedi√©ndola poco a poco durante el est√≠o. Otras estructuras glaciares t√≠picas son los bloques err√°ticos. Son masas rocosas de grandes dimensiones, mayores que los bloques de las morrenas, y que fueron transportados en la superficie del glaciar de modo pasivo, por lo que no han sufrido erosi√≥n, lo que se traduce en formas angulosas y/o geom√©tricas. Tambi√©n son caracter√≠sticas de este modelado las rocas aborregadas. Estas rocas est√°n pulidas por el paso del glaciar sobre ellas y presentan los t√≠picos impactos y estriaciones paralelas.

CR√ďNICA VISUAL

Lujo de desayuno en la terraza del restaurante El Balcón del Lago
Soberbio Lago de Sanabria.
Desde la terraza, tambi√©n se puede ver la despensa, en forma de huerta, de esta se√Īora.


En el viaje también se disfruta.
Vistas de San Mart√≠n de Casta√Īeda y El Lago de Sanabria
El autocar nos deja en la Laguna de los Peces, a 1700 metros de altitud,
por lo que sólo nos restan 300 de desnivel a Los Tres Burros,
situados en la cuerda de cumbres de La Sierra de La Cabrera

Paco en medio de la explosión de color, en la Laguna de Los Peces.

Nuestra serpiente multicolor.
Desag√ľe de la Laguna de Los Peces, formando el arroyo del Fuego.
Brillos
Camino que conduce a...
...la Laguna de Las Yeguas o de Murias.
Sus aguas forman el arroyo de La Forcadura.
Ellas nos ponen la banda sonora.
De pesca. Arriba, a la izquierda, el refugio y majada de La Yegua.
Reflejos.
Majada de La Yegua, con refugio y construcciones tradicionales.
Chimenea tradicional, dcorazón de madera, cubierta de pizarra
y coronada por contundente y estético pedrusco de cuarzo, para que no se la lleve el viento.
Interior de un chozo circular, con falsa bóveda de piedra.
Laguna de Las Yeguas, detr√°s de Los Peces y a la derecha, de las Cubillas
Un reconocimiento a la ingrata, pero importantísima labor de quien cierra el grupo. Gracias Pedro.
Otra sorpresa de la jornada, aquí no debería haber nieve.
El a√Īo pasado aqu√≠ hab√≠a un cervunal o pradera de alta monta√Īa
Disfrutamos como chiquill@s, bolas, resbalinas, muchas fotos...
...Como chiquill@s, vamos.
Sin un camino evidente, continuamos nuestra marcha entre piornos en flor.
Como desde tiempos inmemoriales, los pastos se siguen aprovechando.
Las vistas hacia el sur nos acompa√Īaron toda la jornada.
A la izquierda desciende la Garganta de la Forcadura
Vistas hacia el Este, con la cuerda de cumbres de la Sierra de La Cabrera
¡Al f√≠n, Los Tres Burros!
¿Tanto esfuerzo para esto?
Pero los Tres Burros guardan un tesoro...

La gran fosa de La Cabrera leonesa


CR√ďNICA

Confesaros, que como buen ni√Īo que soy (ya sab√©is que siempre digo que nunca dejamos de serlo), cada noche del 5 de enero, duermo con dificultad nerviosa. En casa tenemos la norma de no desvelar qu√© regalo nos traer√°n los Tres Reyes Magos de Oriente, y la ilusi√≥n y las ganas de sorpresa y de sorprender, hacen el resto.
Esto mismo ocurrió con la visita que le hicimos a otros tres ilusionantes personajes que habitan los altos de Sanabria, Los Tres Burros.
Como buenos Reyes Magos, a nuestr@s intr√©pid@s, les evitamos el m√°ximo de informaci√≥n. Al aparcar el bus, el la plataforma frente a la Laguna de Los Peces, les indicamos el lejano lugar donde los tres asnados nos esperaban. Nos peleamos con piornos, ya que para llegar a ellos no existe camino directo. Disfrutamos, como buen@s ni√Ī@s que somos, con neveros, que el a√Īo pasado por estas fechas no exist√≠an; ¡qu√© manera de tirarnos bolas de nieve y de resbalarnos ladera abajo! esto recuerda a√ļn m√°s a la Navidad, ¿verdad? Claro, que la temperatura no es la misma que en enero y nos cost√≥ un buen sudor llegar hasta el punto se√Īalado. "Cu√°nto trabajo para llegar hasta tres pe√Īas, rodeadas de piornos, sin ning√ļn aliciente", debieron de pensar. All√≠, pedimos a tod@s que se agrupasen, que les √≠bamos a ense√Īar el verdadero tesoro que aquellas desilusionantes rocas guardaban. Al un√≠sono, nos acercamos hacia ellas, hasta que realmente la Tierra se nos abri√≥ ante nuestros ojos: un precipicio de 700 metros a nuestros pies, es La Cabrera. All√≠ comienza la provincia de Le√≥n, pero a lo lejos, se aprecia con todo detalle, las cumbres que la separan de Asturias, Los Ancares. Tambi√©n los Montes Aquilianos, que nos impiden ver El Bierzo. Quise ver los rojizos pin√°culos de Las M√©dulas, sin miedo a equ√≠vocos, el m√≠tico Teleno... Para un senderista, no hay mejor regalo, que el que nos trajeron los Tres Burros de Sanabria.



Aquí van las fotografías que nos ha pasado Pedro

Nunca nos faltan las de Paco

La paciencia, a veces trae buenos presentes, los de José Luis.

Y el buen trabajo de Vicente