miércoles, 30 de agosto de 2017

¡¡¡VOLVEMOS A LAS ANDADAS!!!


Ruta de Reencuentro: 



Gredos, sus ríos y pozas

Domingo día 10 de Septiembre
Alto de La Mesada,
con la Sierra del Barco y a la izquierda, la Sierra Llana


Muy buenas a tod@s.

Seguro que un@s ya os habréis olvidado de nosotr@s y otr@s estaréis impacientes por tener noticias nuestras. Pues ¡¡¡ya estamos aquí una vez más!!!

Sinceramente, con los calores que hemos pasado, nos ha costado decidirnos, pero las temperaturas han dado un respiro y las previsiones parece que se han apiadado de nosotr@s. 

Alto de la Mesada
El Aravalle, al fondo el puerto de tornavacas
Además las últimas lluvias nos advierten que ya estamos a mes 9 de 12, y seguro favorecerán a que el campo comience a verdear; dará gusto respirar el aire húmedo, aparecerán las primeras quitameriendas(colchicum montanum)... también nos indican que en la ciudad pronto aparecerá repleta de las anárquicas, coloristas y exitosas casetas, que perfumarán las calles y plazas con exóticos aromas a distintas fritangas; nos pondrán la banda sonora con su música enlatada a todo trapo, no se podrá pasar cerca de ellas por el gentío que se agolpa a su alrededor... es el síntoma inequívoco de que ya estaremos en las esperadas Fiesta y Ferias de Salamanca. 
Sierra de Béjar
Santiago del Aravalle, a su derecha, Solana de Ávila
Nosotr@s también participaremos, ayudando a nuestro Excelentísimo con el paupérrimo Programa de Ferias, organizando una rutita senderista, bien lejos del  mundanal ruido salmantino.
Por otro lado, han llegado a nuestros oídos, quejidos de deboter@s, que no soportan más el mono que padecen, que las botas no paran de coger polvo y la ropa de encoger... bueno, más bien que se nos pegan en las cinturas, unos ricos kilitos demás.
La Sierra de Béjar
Pues por todas estas cosas y muchas más, nos hemos animado a ¡¡¡COMENZAR LA TEMPORADA SENDERISTA!!!. Además que es eso lo que nos manda nuestro olvidado calendario de actividades, y que tenemos que buscar las siempre frescas pozas de Gredos... 

Os contamos: 
Para empezar bien, vamos a realizar una ruta de reencuentro, facilona, cortita y si el tiempo lo permite, que nos podamos dar un chapuzón.



El Barco de Ávila y el Tormes

Valle del Tormes hacia el Este.
En primer término, Los Llanos de Tormes
Algun@ pensará: ¿facilona, cortita y baño, en Gredos?. Pues sí, os proponemos una ruta con unas de las mejores vistas de la Sierra del Barco, de la Sierra de Béjar, del frondoso valle del Tormes y del Aravalle, caminaremos poco más de 14 kilómetros bastante sombreados, subiremos no más de 50 metros, bajaremos unos 300 y terminaremos en un área recreativa con un rosario de preciosas pozas donde darnos un chapuzón, o hacer una siesta, con el sonsonete de La Vuelta, que termina justamente ese día 10 . 




RESUMIENDO:
Sierra del Barco
Valle glaciar de La Nava

QUE SALIMOS DE CAMINATA AL MONTE EL DÍA 10 DE SEPTIEMBRE (OJO QUE ES PUENTE). 
Para apuntaros a esta salida, contestad a este correo a partir de mañana jueves a las cuatro de la tarde.


LA RUTA

Después de tomar el café en el pueblo abulense de La Carrera, el autobús nos subirá al puerto del mismo nombre.

Garganta de La Nava
Si alguien nos ve en el alto, pensará que estamos desorientad@s, ya que el Puerto es el punto de partida hacia la preciosa Laguna del Barco. Pero nosotros iremos en sentido contrario, hacia el desconocido pueblo de Cabezas Altas. Esperemos que las vistas sean merecedoras de tal topónimo.
Nuestro siguiente hito es la población de Nava del Barco, otro lugar montañero, pues desde sus arrabales parte la senda que nos lleva a la laguna de La Nava. Por allí pasaremos a la hora del aperitivo, por lo que daremos un tiempo para quien quiera tomar un refrigerio en su único bar.
Cabezas Altas, balcón sobre la Garganta de Los Caballeros
Para llegar hasta Nava del Barco bajaremos de Cabezas Altas por sendas poco transitadas, en este tramo hay que ir bien atent@ de no perder de vista a la persona que nos preceda.
Un buen camino nos separa ya de nuestro último destino, la Poza de Navalguijo, pero nosotr@s la abandonaremos para conocer una serie de pequeñas pozas que hacen las delicias veraniegas a la chavalería de la zona. 
Una vez explorado el territorio, os podréis quedar en la poza que más os guste, para a la hora acordada ir hasta el puente de la carretera a Navalguijo, donde nos esperará nuestro autobús.
Bueno ¡¡¡A PASARLO BIEN!!!
Buen sendero entre Cabezas Altas y Nava del Barco

CRÓNICA

Parecemos labradores, siempre mirando al cielo… sí, quienes tenemos como hobby esto de preparar rutas, nos pasamos los días mirando al cielos, bueno, nosotros más urbanitas y más ciberinformados, miramos más bien a la pantalla del ordenador, para consultar las distintas web del gremio o la pantalla del televisor, para ver qué nos cuentan l@s nuev@s gurús del tiempo.




Nava del Barco



Grupo comiendo moras, momentos antes de perderse.
Están a la entrada de La Nava
y los pueblos son como un laberinto para el senderista
Dicho esto, deciros que hay que reconocer que el domingo tuvimos muuucha suerte con la meteorología, pues la primera vez que consultamos las previsiones, éstas sí nos auguraban una bajada de temperaturas, pese al calor que estábamos pasando entonces, pero también nos presagiaban nubes y no se descartaban lluvias, ¡con la falta que hacen!  Recordé esa mano negra que nos manda chubascos los domingos tan a menudo.
Nava del Barco
Cerradura tradicional
Pero no fue sólo el sol lo que necesitábamos, también que hubiese una buena visibilidad, algo de lo que se nos privó en la “previa” que hicimos el viernes día 8. Así, todo el grupo pudo disfrutar de las vistas desde el alto de Mesada, ese monte con sus características antenas, que domina el Aravalle, perfecto balcón para contemplar la vertiente abulense de la Sierra de Béjar, curiosamente tributaria del Tormes, al contrario de la salmantina, que lo hace al Tajo… cosas de la Geografía. 
Del otro lado de las antenas, el valle del Tormes, con las cumbres del Circo de Gredos asomándose, río cuyo cauce está escondido debajo del precioso bosque de ribera, donde alisos, sauces, fresnos y muy especialmente los altos chopos, nos marcan su sinuoso discurrir.  
Puente de La Nava
Bien cimentado
A nuestra espalda, los perfectos valles glaciares del Barco o de Galín Gómez y el de La Nava, nos ofrecían su lección en aula al aire libre de Geología.
Camino a Navalguijo
Volviendo a las temperaturas, necesitábamos que bajasen, pero nos queríamos bañar, ¡qué difícil se lo ponemos a los dioses del tiempo!, pero éstos debieron estar de buen humor con nosotr@s y cual termostato de calefacción individual, no nos abrasamos al sol; las pesadísimas moscas, las familiares de Machado, no hicieron de las suyas, como nos hicieron a nosotr@s dos días antes, en la “previa”. Y así,  al terminar, más de un@ pudo comprobar, en sus aún bronceadas pieles, la temperatura del agua turquesa de las maravillosas pozas que adornan la Garganta de Los Caballeros, que pese a la pertinaz sequia que padecemos,  aún lleva suficiente agua como para darse un buen chapuzón.

Mientras, el resto hicimos unas buenas tertulias en el área recreativa de Navalguijo. La cosa era reencontarnos y rememorar un verano que aún se resiste a dejarnos…

Podéis disfrutar AQUÍ LAS FOTOGRAFÍAS DE ALBERTO

Y aquí del trabajo del buen amigo Vicente



Navalonguilla rodeada por La Sierra Llana





Pozas del Molino, Navalonguilla
Rompiendo el hielo, aunque el agua ahora está calentita, fue la primera en bañarse




Puente de La Nava del Barco
Foto de grupo... y el puente resiste.
Alguno de la izquierda no salió en la foto.





6 comentarios:

  1. Buena crónica la crónica. Me gustan las fotos con pie y más aún las que llevan sombrero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dicen que una imagen vale más que mil palabras, pero gusta saber qué estamos viendo.
      Como curiosidad contaros que el grueso del grupo nos habíamos quedado en el puente de La Nava para reagruparnos y nos dimos cuenta que faltaba demasiada gente, por lo que volví a ver qué pasaba. Al encontrarles se quejaron porque no sabían por qué calle tirar. Al ver las fotos de Alberto, supe qué había pasado: las moras, que en esta época están muy ricas...

      Eliminar
  2. Bonitas fotos y presentación, y no hablemos de la ruta de inicio de Curso, tranquila, sosegada, refrescante..., qué más podemos pedir.
    Gracias.
    Joaquín

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alberto nunca defrauda. Se agradecen tus palabras.

      Eliminar
  3. Para los despistados que andamos a pájaros, y además con mala memoria, viene muy bien la identificación de picos y lugares.
    Muchas gracias por una ruta tan estupenda, ideal para empezar la temporada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡A pájaros y a moras!¡Contento me tenéis!
      Se agradecen tus fotografías, que ayudan a volver a recorrer esos magníficos miradores que visitamos el domingo.

      Eliminar